El mediocampista, que hace una semana levantó la Copa del Mundo en Catar, fue recibido por decenas de hinchas en la noche del domingo cuando se hizo presente en el Haras Argentino, barrio de chacras donde reside su madre Miriam. Los vecinos y vecinas enloquecieron con la aparición del actual futbolista de la Juventus y todos lograron llevarse de recuerdo una foto, un video o un autógrafo del vigente Campeón del Mundo con la Selección Argentina.