Un chofer de la línea 57 fue herido y se paralizó el servicio

Alrededor de las 6 de la mañana, un coche de la empresa Atlántida fue agredido con un piedrazo en el Acceso Oeste a la altura del Puente Beschtedt.

El estado del conductor es delicado y sus compañeros decidieron llevar adelante un paro, por lo que el servicio se encuentra interrrumpido.