Critican «el fin netamente recaudatorio» del reempadronamiento de comercios

Integrantes del PRO Luján recorrieron comercios juntando firmas para una nota que será presentada en los próximos días al intendente Leonardo Boto.

El objetivo es que se deje sin efecto o se modifique el «Reempadronamiento General Obligatorio de Comercios, Industrias y Establecimientos Civiles». En ese sentido, Ignacio Castaños, líder del espacio, señaló: «Resulta claro que este reempadronamiento no tiene como finalidad la actualización de datos y mucho menos la reactivación y desarrollo económico, por el contrario, tiene un fin netamente recaudatorio, que no hace más que asfixiar impositivamente aún más al contribuyente».

Además detalló que «la medida obliga a los comerciantes en un corto plazo con total insensibilidad a no tener deudas de seguridad e higiene, ni debe tener deudas de tasas por servicios de propiedad, deben contar con libre deuda de las obligaciones municipales, se debe abonar según la forma y el tamaño por el cartel comercial, se debe abonar por el bicicletero, se debe abonar según el tamaño de ploteo en la vidriera, se le exige su CBU o tarjeta de crédito sin dar otra opción de pago, que se suman a otros pagos como los impuestos provinciales, servicios de luz, gas, alquiler, el sueldo de algún empleado si se tuviera; lo que hace insostenible poseer un local comercial».

Por último, Castaños remarcó: «Si bien muchos comercios debieron adaptarse o reinventarse por la pandemia haciéndose necesaria la actualización de sus datos, también es verdad que el gran culpable de este desastre económico es la forma cómo se afrontó la misma, imponiéndose una cuarentena eterna, una cuarenta inhumana por los hechos de público conocimiento».