Polémica en la interna del radicalismo

En visperas de lo que serán las elecciones en el partido el próximo 21 de marzo, desde un sector denuncian «la compra de votos en Open Door».

El implicado en esta supuesta dádiva a cambio de votos seria David Cusa, quien estaría en representación de la lista que conduce Fernando Casset.

Las suposiciones surgen de un audio que circuló en las últimas horas, en el que Cusa afirmaría abonar $1.000 por cada voto que la lista consiga en Open Door, localidad en la que poseen 293 afiliados de un total de 5691.

Ante este panorama, desde las otras listas afirman que «si el sector de Fernando Casset decide presentarse, la elección quedará sesgada por un manto de dudas».