«Por suerte no tuvimos caída en las ventas»

En plena pandemia, Valeria Aranda y su novio abrieron una sucursal de la panadería El Trébol en el barrio Padre Varela. «Hay una respuesta positiva de la gente», aseguró.