Suteba pide licencias para los trabajadores de la educación


Suteba pide licencias para los trabajadores de la educación

16-03 Luego de que el gobierno nacional anunciara la suspensión de las clases en todos los niveles escolares para evitar la propagación del coronavirus, los docentes y auxiliares aseguran que la disposición que los obliga a concurrir a las escuelas no guarda congruencia con el resto de la normativa que busca disminuir la circulación de personas. 

Por tal motivo, el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires Roberto Baradel presentó un pedido de impugnación del artículo que refiere a la normal asistencia de docentes y auxiliares a los establecimientos educativos.

«Establecer una supuesta normalidad frente a una situación absolutamente extraordinaria genera incertidumbre, angustia, contribuye a una suerte de intranquilidad colectiva y alimenta el temor que todos/as tenemos ante una situación extraordinaria riesgosa como lo es una pandemia», asegura el texto.

Por lo tanto, se solicita la licencia de forma inmediata a todos el personal que se encuentre entre los grupos de riesgo, aquellos que tengan a su cargo el cuidado de hijos y adultos mayores, quienes se encuentren en período de cuarentena preventiva y en todo caso que amerite la no concurrencia.

«Como sucedió en otra oportunidad en la provincia de Buenos Aires con la gripe A H1N1, es el Director de la Escuela, en comunicación con el Inspector, el que debe establecer, conforme a los lineamientos de la DGCyE, las acciones de trabajo y la organización del mismo para garantizar la distribución de las tareas en relación a la continuidad pedagógica, por medios virtuales o tradicionales según la posibilidad del Alumno/a, y garantizar el Servicio Alimentario Escolar», expresa el comunicado en referencia a la necesidad de garantizar guardias mínimas.

En la misma presentación, se pide a la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires que se proceda a la desinfección, desinsectación, desmalezamiento y descacharrización de las escuelas, así como la limpieza de aulas, dependencias, salón de usos múltiple, patios y tanques de agua. Además, de la provisión de elementos de higiene necesarios para garantizar la seguridad sanitaria.